¿Necesitan baterías?

La mayoría de modelos de cámaras de seguridad llevan baterías internas para prevenir los cortes de corriente y que estas se mantengan funcionando. El tiempo que ofrecen estas baterías depende del modelo, pero suelen ser de 6 horas de duración.